El principio del rey

 

Wirsingkoenig  

Las plantas se orientan por un jefe que llamamos "rey".

La historia de este descubrimiento comenzó hace aproximadamente 20 años durante el cultivo de setas en el sótano de Horst y Birgitt Heigl.
Al recolectar las dos setas más grandes de un cultivo de champiñones (en latin: agaricus bisporus) todas las demás setas abrieron sus sombreretes y finalizaron su etapa de crecimiento.

En la siguiente cosecha dejamos el primer champiñón, a pesar de que superaba en altura a los otros y ya parecía maduro. Sorprendentemente todas las setas crecieron hasta una altura considerable. ¡Hubo una cosecha récord! Mientras que la primera seta apenas maduró, se destacó en altura, en peso y – pudimos notar más tarde – en sabor, como un "rey".

En otros experimentos reiteradamente se ha comprobado: Cuando quitamos el primer champiñón grande, también todas las demás setas terminaron su crecimiento. Pero cuando dejamos la primera seta grande hasta las demás setas abrieron sus sombreretes, hubo siempre una cosecha máxima. El "rey" a veces llegó a pesar 950 g o incluso más de 1 kg.

 

De ahí surgió la pregunta, si es posible aplicar este "principio del rey" a otras especies de plantas y a un mayor ámbito. Examinamos durante el cultivo de hortalizas si cada especie está guiada por un ''rey''. El resultado fue inequívoco. Sobre todo, en los bancales con hortalizas de invierno – esas quedan dentro del suelo durante mucho tiempo – pudimos distinguir seguramente un rey. Madura cada vez hasta una altura considerable o incluso excepcional, y siempre es considerado también el rey por su sabor. Todas las demás plantas de la misma clase aspiran llegar a su altura.

Crucial para el crecimiento excepcional es también la ceniza altamente energética que usamos para abonar en el Homa-Hof.

Todavia hoy en día trabajamos en el Homa-Hof Heiligenberg con este método descubierto por Horst y Birgitt. Durante la recolección desde mediados de julio hasta mediados de octubre puede Ud. aprender a distinguir el rey de las plantas y a cultivar según el "principio del rey".